El trastorno bipolar es un trastorno mental que dura toda la vida y que implica cambios drásticos en el estado de ánimo, la energía y los niveles de actividad. 

En Neuraxpharm desarrollamos alternativas farmacológicas para el trastorno bipolar. Una vez que tu médico haya determinado tus necesidades específicas, podrá recetarte el producto que mejor se adapte a tus necesidades y a tu estado.

Conoce los diferentes tipos de trastorno bipolar, cómo pueden tratarse y las investigaciones en curso sobre esta enfermedad.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad mental, antes conocida como depresión maníaca, que afecta al estado de ánimo. Se caracteriza por cambios extremos en el estado de ánimo, desde episodios «maníacos» hasta depresión, que afectan a la capacidad de concentración y de realizar las tareas cotidianas. Es una enfermedad de por vida; sin embargo, con tratamiento e intervenciones continuas, las personas con trastorno bipolar pueden llevar una vida productiva y saludable.

¿Cuáles son los principales tipos de trastorno bipolar?

Existen tres tipos de trastorno bipolar que implican cambios extremos definidos en el estado de ánimo, pero tienen diferentes niveles de gravedad.

La enfermedad se caracteriza por episodios maníacos que implican un comportamiento extremadamente eufórico, irritable o enérgico, y episodios depresivos que implican tristeza, indiferencia o sentimientos de desesperanza. Los períodos maníacos menos graves se conocen como «episodios hipomaníacos». Durante estos periodos, la persona suele sentirse bien, pero sus amigos o familiares notan cambios en su estado de ánimo o en sus niveles de actividad.

  • Trastorno bipolar I: la forma clásica, se define por episodios maníacos agudos que duran al menos siete días o por síntomas maníacos graves por los que la persona necesita ser hospitalizada. También suelen aparecer episodios depresivos, que suelen durar al menos dos semanas.
  • Trastorno bipolar II: este tipo de trastorno no presenta episodios maníacos, sino que implica al menos un episodio hipomaníaco y un periodo de depresión importante.
  • Trastorno ciclotímico (o ciclotimia): los estados de ánimofluctúan entre la hipomanía y la depresión leve o moderada, pero las personas no experimentan episodios maníacos o depresivos completos.

Las personas pueden experimentar episodios maníacos y depresivos a la vez (por ejemplo, sentirse lleno de energía pero triste y vacío). Esto se conoce como un episodio de características mixtas.

A veces, el paciente tiene algunos síntomas de trastorno bipolar pero no encajan en ninguno de los tres tipos anteriores; se dice entonces que tiene:

a) Otro trastorno bipolar y trastorno relacionado.

b) Trastorno bipolar y trastorno relacionado no especificado.

¿Cuántas personas sufren trastorno bipolar?

Alrededor del 2,4 % de la población está afectada en todo el mundo, unos 46 millones de personas. De ellos, el 52 % son mujeres y el 48 % son hombres. Sin embargo, la prevalencia del trastorno bipolar varía en todo el mundo entre el 0,3 % y el 1,2 % por país.

En Europa, los estudios indican que alrededor del 1 % de la población (una de cada 100 personas) tiene probabilidades de ser diagnosticada de trastorno bipolar a lo largo de su vida. Puede ocurrir a cualquier edad y afecta a hombres y mujeres de todos los orígenes,.

Síntomas

Los síntomas del trastorno bipolar pueden variar de una persona a otra, pero suelen incluir episodios de manía y episodios de depresión.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno bipolar?

El trastorno bipolar se caracteriza por periodos de estado de ánimo extremo e intenso que no son normales y a menudo no son reconocidos por la persona que los siente. Pueden afectar al sueño, la energía y la actividad, y pueden durar varios días o semanas, dificultando el desarrollo de una vida funcional.

Los episodios maníacos pueden incluir:

  • Sensación de euforia o entusiasmo excesivo
  • Sensación de irritabilidad
  • Necesidad de dormir menos
  • Intentar hacer muchas cosas a la vez
  • Hablar mucho
  • Sentirse poderoso e importante
  • Nerviosismo
  • Pérdida de apetito
  • Hacer cosas en exceso o de forma imprudente

Los episodios depresivos pueden incluir:

  • Sentirse triste y vacío
  • Sentirse preocupado, desesperado o inútil
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones
  • Tener poco interés en las actividades
  • Disminución del deseo sexual
  • Ser incapaz de sentir placer
  • Tener pensamientos de muerte o suicidio
  • Hablar muy despacio
  • Tener un mayor apetito o aumentar de peso
  • Ser olvidadizo

¿Cuáles son las fases del trastorno bipolar?

Investigaciones recientes demuestran que identificar las etapas del trastorno bipolar no es una tarea sencilla. Lo más habitual es que los estadios se basen en la aparición y reaparición de episodios anímicos, que sugieren un empeoramiento de los síntomas.

  • Fase 0: identificación de una persona con riesgo de trastorno bipolar
  • Fase 1: periodo entre la aparición de los síntomas iniciales y el primer episodio maníaco o depresivo
  • Fase 2: el primer episodio maníaco o depresivo
  • Fase 3: episodios maníacos y depresivos recurrentes
  • Fase 4: enfermedad crónica, sin remisión

Sin embargo, la recurrencia de los síntomas puede no reflejar el desarrollo de la enfermedad en sí, sino que puede ser una consecuencia de un tratamiento ineficaz.

¿Cuáles son los primeros signos del trastorno bipolar?

El trastorno bipolar puede aparecer a cualquier edad, aunque suele aparecer por primera vez desde el final de la adolescencia hasta mediados de los 20 años. Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero es importante reconocer los cambios de humor graves. Si una persona experimenta al menos tres síntomas de manía y tiene episodios depresivos que le impiden realizar las actividades cotidianas, es importante que hable con un médico. Tratar estos síntomas pronto puede evitar que los episodios empeoren.

Causas, factores de riesgo y esperanza de vida

El trastorno bipolar puede variar de una persona a otra, y hay muchas causas diferentes. El pronóstico a largo plazo para las personas que padecen la enfermedad también varía entre los individuos.

¿Qué causa el trastorno bipolar?

No se cree que exista una única causa que provoque el trastorno bipolar. Es probable que haya una serie de factores de riesgo, que interactúan para producir el funcionamiento anormal de los circuitos cerebrales que causan los síntomas. Entre ellos se encuentran:

  • Estrés extremo, problemas abrumadores y situaciones que cambian la vida, como la muerte de un ser querido u otro acontecimiento traumático
  • Variaciones genéticas y desequilibrios químicos en el cerebro
  • Factores ambientales, como el abuso de alcohol o sustancias y la falta de sueño

¿El trastorno bipolar es hereditario?

Los estudios han revelado que el trastorno bipolar es una enfermedad que puede ser hereditaria. Las personas que tienen un pariente de primer grado (un padre o un hermano) con el trastorno pueden tener un mayor riesgo de desarrollarlo ellos mismos, aunque la mayoría de las personas con antecedentes familiares de trastorno bipolar no desarrollarán la enfermedad.

¿Quiénes padecen trastorno bipolar?

Hombres, mujeres y niños de todos los orígenes pueden padecer trastorno bipolar en cualquier momento de su vida, aunque rara vez se desarrolla después de los 40 años.

¿Cuánto tiempo se puede vivir con trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad crónica; aunque los síntomas pueden aparecer y desaparecer, requiere un tratamiento continuo y no desaparece por sí solo.

Un estudio sobre el riesgo de mortalidad (muerte) en los trastornos mentales descubrió que las personas con trastorno bipolar, entre otras afecciones, tenían un mayor riesgo de mortalidad en comparación con la población general.

Sin embargo, el tratamiento adecuado, a largo plazo y continuo, puede ayudar a controlar los síntomas y permitir a las personas con trastorno bipolar vivir una vida larga y saludable.

Diagnóstico

Cuanto antes se diagnostique el trastorno bipolar y se elabore un plan de tratamiento, menos probable será que la afección siga desarrollándose.

¿Cómo se diagnostica el trastorno bipolar?

En la actualidad, el trastorno bipolar se diagnostica atendiendo a los antecedentes y los síntomas de la persona, y no con imágenes cerebrales u otras pruebas diagnósticas. Es más probable que las personas con trastorno bipolar busquen ayuda cuando están deprimidas que cuando están maníacas o hipomaníacas, pero es importante hablar con un médico si se notan síntomas continuos y recurrentes de cualquiera de los dos estados. El médico puede realizar un examen físico y pedir pruebas médicas para descartar otras afecciones.

Si es necesario, un profesional de la salud mental llevará a cabo una evaluación de la salud mental que examinará los síntomas, su historia de vida, las experiencias vividas y, a menudo, los antecedentes familiares. A veces, los medicamentos y otras enfermedades, como el tratamiento con esteroides o un problema de tiroides, pueden causar síntomas similares a los del trastorno bipolar, por lo que el médico también puede evaluar estas otras enfermedades o medicamentos no relacionados mientras estudia el diagnóstico.

Prueba para diagnosticar el trastorno bipolar

No existen pruebas médicas específicas para establecer un diagnóstico de trastorno bipolar. Sin embargo, un especialista en salud mental hará preguntas sobre los síntomas, los sentimientos y las emociones. Para apoyar su evaluación clínica, utilizará cuestionarios como el cuestionario de trastornos del estado de ánimo (MDQ) para comprobar si los pacientes podrían padecer el trastorno, la escala de impresión clínica global para el trastorno bipolar (CGI-BP) que puede utilizarse para evaluar la gravedad de la enfermedad, la escala de clasificación de la manía de Young (YMRS) para evaluar la gravedad de los estados maníacos, y la escala de clasificación de la depresión de Hamilton (HDRS) para evaluar la gravedad y el cambio de los síntomas depresivos.

Tratamiento y medicación

El trastorno bipolar es una enfermedad crónica cuyos síntomas pueden fluctuar a lo largo del tiempo. El tratamiento continuo a largo plazo puede ayudar a retrasar, prevenir o controlar la gravedad de los episodios de manía aguda o de depresión aguda, así como los síntomas persistentes que puedan aparecer entre estos episodios. También es importante que las personas que sufren hipomanía se sometan a un tratamiento para limitar el desarrollo de una manía o depresión grave.

¿Cómo se trata el trastorno bipolar?

Un plan de tratamiento eficaz suele incluir una combinación de medicación y psicoterapia. Los estudios demuestran que, al seleccionar el tratamiento para las fases agudas del trastorno bipolar, debe tenerse en cuenta el tratamiento adecuado para los periodos entre episodios (conocido como fase de mantenimiento), para garantizar que las fases agudas se controlen por completo.

Medicación

Los medicamentos utilizados para tratar el trastorno bipolar incluyen estabilizadores del estado de ánimo, antipsicóticos de segunda generación, y fármacos dirigidos a facilitar el sueño o reducir la ansiedad. El médico también puede recetar medicamentos antidepresivos para los episodios depresivos, combinados con un estabilizador del estado de ánimo para prevenir los episodios maníacos. Los ansiolíticos pueden utilizarse para calmar la ansiedad y la agitación relacionadas con un episodio maníaco.

Algunas personas pueden necesitar probar diferentes medicamentos antes de encontrar los que mejor les funcionen. Una vez que se encuentren, el tratamiento puede ser muy eficaz, y muchas personas pueden llevar una vida totalmente funcional y llena de éxitos.

Terapia e intervención

La psicoterapia (terapia de conversación) puede proporcionar conocimiento y apoyo para ayudar a una persona con trastorno bipolar a aceptar la enfermedad. Puede ayudar a una persona a identificar y cambiar sus emociones, pensamientos y comportamientos problemáticos.

Para tratar el trastorno bipolar pueden utilizarse diversas psicoterapias, como la terapia cognitivo conductual, la terapia centrada en la familia, la terapia de ritmos interpersonales y sociales, la terapia cognitiva basada en el mindfulness y la terapia conductual dialéctica. El tipo, la frecuencia y la regularidad de la terapia se basan en las necesidades individuales. También existen varias intervenciones que pueden resultar útiles para controlar los síntomas bipolares. Entre ellos se encuentran:

  • Terapia electroconvulsiva (TEC): un procedimiento de estimulación cerebral administrado con anestesia para tratar síntomas graves. Suele administrarse como una serie de tratamientos durante varias semanas, pero también puede ser eficaz cuando se necesita una respuesta rápida.
  • Estimulación magnética transcraneal (EMT): procedimiento de estimulación cerebral mediante ondas magnéticas administradas mientras el paciente está despierto. Las sesiones de tratamiento son diarias durante un mes.

Dieta

La investigación en este campo es limitada, pero algunos estudios sugieren que puede haber una relación entre la dieta y el trastorno bipolar.

No existe una «dieta bipolar» específica, pero en general, llevar una dieta equilibrada, baja en grasas saturadas y carbohidratos simples y llena de alimentos ricos en nutrientes, puede ser beneficioso para mantener un estilo de vida saludable.

Además, tomar solo cantidades moderadas de bebidas con cafeína (y no dejarlas de forma brusca) puede ayudar a evitar que alguien se sobreestimule.

Ejercicio

Los estudios han demostrado que el ejercicio puede ser beneficioso para tratar la fase depresiva del trastorno bipolar. El ejercicio aeróbico regular, como correr o la natación, puede tener un efecto positivo en el estado de ánimo, ayudar a combatir el estrés, reducir la ansiedad y facilitar el sueño, mientras que el ejercicio anaeróbico, como el yoga o el pilates, puede producir un efecto calmante.

Las personas con trastorno bipolar suelen llevar un estilo de vida sedentario, y esto puede contribuir a un alto nivel de otras enfermedades, como la diabetes tipo 2 y las cardiopatías. El ejercicio aeróbico también es saludable para el corazón y el cerebro, por lo que puede ayudar a prevenir la aparición de otras enfermedades.

A pesar de los beneficios del ejercicio, este podría exacerbar los síntomas maníacos en algunas personas. Por esta razón, es importante trabajar con un médico para encontrar el plan de ejercicios adecuado.

Prevención

No es posible prevenir el trastorno bipolar, pero recibir un diagnóstico y tratamiento en cuanto se identifiquen los síntomas puede ayudar a evitar que la enfermedad empeore.

Las personas que ya han sido diagnosticadas pueden evitar que los síntomas menores se conviertan en episodios agudos:

  • Presta atención a las señales de aviso: llama al médico si los síntomas o los desencadenantes se notan desde el principio.
  • Evita las drogas y el alcohol: pueden empeorar los síntomas y hacer más probable su reaparición.
  • Toma los medicamentos según las indicaciones del médico: dejar o reducir la medicación sin orientación médica puede causar un efecto de abstinencia, y los síntomas podrían volver o empeorar.

 

Estudios científicos

Los estudios sobre las causas, los factores de riesgo y el tratamiento del trastorno bipolar son amplios y numerosos.

En concreto, los científicos están trabajando para identificar los genes que puedan estar implicados en la causa del trastorno. Aunque se sabe que el trastorno bipolar es más frecuente en las personas que tienen un pariente de primer grado con la enfermedad, los investigadores todavía están identificando cuáles son los genes relevantes y cómo funcionan juntos. Un equipo mundial de investigadores ha identificado recientemente 30 zonas del genoma humano en las que las variaciones del código genético pueden aumentar el riesgo de desarrollar un trastorno bipolar.

Los investigadores también están estudiando detenidamente la composición de la microbiota intestinal (las bacterias «buenas» y «malas» y otros microorganismos que viven en el intestino) y su relación con la función cerebral en personas con trastornos bipolares. Los estudios han descubierto que la composición de la microbiota intestinal puede estar alterada en estas personas.

Se espera que la investigación continua en estas áreas conduzca al desarrollo de tratamientos nuevos, más eficaces y mejor dirigidos.

También se están investigando los mejores tratamientos para las personas con trastorno bipolar. Esto incluye estudios para evaluar la eficacia de las terapias farmacológicas y no farmacológicas para el tratamiento de los síntomas maníacos o depresivos agudos y la prevención de recaídas en adultos con el trastorno, y estudios para determinar si la intervención psicoterapéutica intensiva en las primeras fases del trastorno bipolar puede prevenir o limitar su aparición completa. 

Fuentes de referencia

  1.  National Institute of Mental Health. Bipolar disorder. Accessed February 2021. https://www.nimh.nih.gov/health/topics/bipolar-disorder/index.shtml
  2.  Novick DM, Swartz HA. Evidence-based psychotherapies for bipolar disorder. Focus (Am Psychiatr Publ). 2019;17(3):238-248. doi:10.1176/appi.focus.20190004
  3.  Ritchie H, Roser M. Mental health. Our World In Data. Published April 2018. Accessed February 2021. https://ourworldindata.org/mental-health
  4. Fajutrao L, Locklear J, Priaulx J, Heyes A. A systematic review of the evidence of the burden of bipolar disorder in Europe. Clin Pract Epidemiol Ment Health. 2009;5:3. doi:10.1186/1745-0179-5-3
  5.  Pini S, de Queiroz V, Pagnin D et al. Prevalence and burden of bipolar disorders in European countries. Eur Neuropsychopharmacol. 2005;15(4):425-434. doi:10.1016/j.euroneuro.2005.04.011
  6.  Malhi G, Bell E, Morris G, Hamilton A. Staging bipolar disorder: an alluring proposition. Bipolar Disord. 2020;22(7):660-663. doi:10.1111/bdi.13020
  7.  Berit K. Toward a deeper understanding of the genetics of bipolar disorder. Front Psychiatry. 2015;6:105. doi:10.3389/fpsyt.2015.00105
  8.  Chesney E, Goodwin G, Fazel S. Risks of all‐cause and suicide mortality in mental disorders: a meta‐review. World Psychiatry. 2014;13(2):153-160. doi:10.1002/wps.20128
  9.  Yatham L, Kennedy S, Parikh SV et al. Canadian Network for Mood and Anxiety Treatments (CANMAT) and International Society for Bipolar Disorders (ISBD) 2018 guidelines for the management of patients with bipolar disorder. Bipolar Disord. 2018;20(2):97-170. doi:10.1111/bdi.12609
  10.  Cruz N, Sanchez-Moreno J, Torres F, Goikolea JM, Valentí M, Vieta E. Efficacy of modern antipsychotics in placebo-controlled trials in bipolar depression: a meta-analysis. Int J Neuropsychopharmacol. 2010;13(1):5-14. doi:10.1017/S1461145709990344
  11.  McMahon K, Herr N, Zerubavel N, Hoertel N, Neacsiu AD. Psychotherapeutic treatment of bipolar depression. Psychiatr Clin North Am. 2016;39(1):35-56. doi:10.1016/j.psc.2015.09.005
  12.  Escamilla MA, Zavala JM. Genetics of bipolar disorder. Dialogues Clin Neurosci. 2008;10(2):141-152. doi:10.31887/DCNS.2008.10.2/maescamilla
  13. Stahl EA, Breen G, Forstner A et al. Genome-wide association study identifies 30 loci associated with bipolar disorder. Nat Genet. 2019;51:793-803. doi:10.1038/s41588-019-0397-8
  14.  Lu Q, Lai J, Lu H et al. Gut microbiota in bipolar depression and its relationship to brain function: an advanced exploration. Front Psychiatry. 2019;10:784. doi:10.3389/fpsyt.2019.00784
  15.  US Agency for Healthcare Research and Quality. Treatment for bipolar disorder in adults: a systematic review. Effective Health Care Program. Published August 7, 2018. Accessed February 2021. https://effectivehealthcare.ahrq.gov/products/bipolar-disorder-treatment/final-report-2018
  16. Novick DM, Swartz HA. Evidence-based psychotherapies for bipolar disorder. Focus (Am Psychiatr Publ). 2019;17(3):238-248. doi:10.1176/appi.focus.20190004
Te podría interesar...

Epilepsia

Un diagnóstico de epilepsia puede ser difícil para toda la familia, sobre todo porque muchos padres no tienen un conocimiento profundo de la enfermedad y de cómo ayudar a su hijo a afrontarla.

Epilepsia

Se trata de crisis en las que el niño pierde brevemente la conciencia y se queda con la mirada perdida y sin responder a lo que ocurre a su alrededor. Su frecuencia y duración son imprevisibles, lo que genera preocupación entre los padres y familiares.

Epilepsia

La mayoría de los niños con epilepsia debería poder asistir a un colegio ordinario y disfrutar de su educación sin problemas significativos, siempre que haya una buena comunicación entre la familia y el centro.

Bienvenido

Para acceder a esta información, debes utilizar tus credenciales.

¿No tienes cuenta? Regístrate