Se cree que las migrañas afectan a una de cada diez personas en todo el mundo. Estos dolores de cabeza son intensos, de carácter pulsátil y muchas veces van acompañados de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. Descubre más sobre los síntomas y las etapas de las migrañas, así como sobre su tratamiento.

Neuraxpharm desarrollamos alternativas farmacológicas para la migraña. Una vez que tu médico haya determinado tus necesidades específicas, podrá recetarte el producto que mejor se adapte a tus necesidades y a tu estado.

¿Qué es la migraña?

La migraña es un dolor de cabeza intenso y palpitante que suele afectar a un lado de la cabeza. Suele ir acompañada de náuseas, vómitos y una extrema sensibilidad a la luz y al sonido. Las migrañas suelen durar al menos cuatro horas y pueden prolongarse durante varios días; en muchos casos afectan a la capacidad para realizar actividades diarias.

¿Cuáles son los principales tipos de migraña?

Las migrañas se dividen generalmente en dos categorías: migraña con aura y migraña sin aura.

«Aura» es un término utilizado para describir los síntomas que pueden aparecer antes de un episodio de migraña, y que pueden durar hasta una hora. Estos síntomas actúan como señales de aviso para indicar que se avecina un episodio. Las auras suelen incluir síntomas visuales, como destellos luminosos o líneas onduladas, o tener visión en túnel. Algunas personas también sienten hormigueos en brazos y piernas y cambios en el olfato, el gusto, el tacto o el habla.

¿Cuántas personas tienen migrañas?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que entre la mitad y las tres cuartas partes de los adultos de entre 18 y 65 años han sufrido un episodio de dolor de cabeza en el último año. De ellos, el 30 % o más ha tenido una migraña.

En una revisión de 2017 en el Journal of the Neurological Sciences se observó que la migraña afecta a una de cada diez personas en todo el mundo e informó que las migrañas están aumentando en todo el mundo. En Europa, los estudios muestran que la migraña se da en el 15 % de los adultos.

Síntomas

El principal síntoma de la migraña es un intenso dolor de cabeza. Suele tratarse de un dolor pulsátil en un lado de la cabeza, pero algunas personas sienten dolor en ambos lados de la cabeza o incluso en la cara y el cuello.

¿Cuáles son los síntomas de la migraña?

Los síntomas más comunes de la migraña son:

  • Dolor de cabeza que tiende a comenzar como un dolor sordo y se convierte en un dolor pulsátil, a menudo en un lado de la cabeza
  • Dolor que empeora con el movimiento y a menudo impide las actividades diarias
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensibilidad a la luz y al sonido

Otros síntomas pueden ser:

  • Debilidad
  • Sensación de mucho calor o frío
  • Sudoración

¿Cuáles son las etapas de la migraña?

Cada persona sufre la migraña de forma diferente. Para muchas personas, las migrañas siguen cuatro etapas (pródromo, aura, episodio y «resaca»), pero no todos experimentan todas las etapas.

1. Pródromo

La fase de pródromo puede aparecer uno o dos días antes de que se produzca el episodio de migraña. Durante esta etapa, es común notar signos sutiles que indican que una migraña puede estar por venir. Entre ellos se encuentran:

  • Aumento de la sensibilidad a la luz, al sonido o al olor
  • Cansancio y bostezos
  • Antojos de comidas, cambios en el apetito o aumento de la sed
  • Cambios de humor
  • Hinchazón, estreñimiento o diarrea
  • Tensión en el cuello

2. Aura

Las migrañas también pueden ir acompañadas de un aura. El «aura» es un término utilizado para describir los síntomas que aparecen antes de una migraña, actuando como aviso. No todas las personas que padecen migrañas experimentan auras. Para las que sí, las auras pueden durar hasta una hora e incluir uno o más de los siguientes signos:

  • Ver luces intermitentes, puntos negros o líneas onduladas
  • Alucinaciones (ver cosas que no existen)
  • Desarrollar una visión de túnel o perder la visión durante un periodo corto de tiempo
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento en un lado del cuerpo
  • Zumbidos en los oídos
  • Cambios en el habla, el olfato, el gusto o el tacto

3. Episodio de migraña

La migraña en sí suele durar al menos cuatro horas y puede prolongarse varios días si no se trata. La frecuencia y la gravedad varían de una persona a otra.

4. «Resaca»

Después de sufrir una crisis es habitual sentirse cansado, agotado y falto de energía hasta un día, y el dolor puede incluso volver brevemente con los movimientos bruscos. Este periodo se conoce como la fase de «resaca».

Causas, factores de riesgo y esperanza de vida

Aunque las migrañas en sí mismas no suponen una amenaza para la vida, pueden tener un gran impacto en la salud general y afectar en gran medida a la vida cotidiana.

Un estudio de la Facultad de Medicina de Harvard muestra que las personas que sufren migrañas frecuentes son más propensas a tener otros problemas de salud, como ansiedad, depresión, insomnio y síndrome del intestino irritable. Otros estudios sugieren que las migrañas se asocian a un mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un ictus.

¿Qué causa las migrañas?

Las causas de la migraña aún no son bien conocidas, aunque se cree que podrían estar relacionadas con cambios temporales en sustancias químicas (neurotransmisores), nervios y vasos sanguíneos del cerebro. Algunas personas han observado que sus migrañas están relacionadas con determinados factores, como el ciclo menstrual, la dieta, el cansancio o el estrés.

¿Son hereditarias las migrañas?

Alrededor de la mitad de las personas que sufren migrañas tienen un pariente cercano que también las padece, lo que sugiere que puede haber un vínculo genético.

Los científicos saben que las migrañas suelen ser hereditarias, pero no saben exactamente cómo. Se está investigando por qué algunas familias son susceptibles de padecer migrañas y cómo la genética puede influir en las experiencias de las personas con la migraña.

¿Quiénes padecen migrañas?

Las migrañas suelen afectar más a las mujeres que a los hombres. Una revisión global de las migrañas publicada en 2017 descubrió que afectan al 13,8 % de las mujeres frente al 6,9% de los hombres. En la misma revisión se observó que los estudiantes son un grupo de alto riesgo, con un 12,4 % de afectados. También reveló que el lugar de residencia de las personas puede ser significativo, ya que más del 11 % de las personas que viven en áreas urbanas presentan migraña, frente al 8,4 % de los que viven en áreas rurales.

Las migrañas pueden aparecer a cualquier edad. Sin embargo, parecen ser más problemáticas en la edad media disminuyendo en las últimas etapas de la vida. Los niños también son susceptibles: el 10 % de los niños de 5 a 15 años padecen migraña, y los síntomas más comunes en este grupo de edad incluyen crisis episódicas de dolor de cabeza de moderado a muy intenso, acompañadas de náuseas y sensibilidad a la luz y el sonido.

¿Cuánto tiempo se puede vivir con migrañas?

Las migrañas pueden tener un grave impacto en la vida diaria, especialmente para las personas que sufren episodios frecuentes y de larga duración.

Un informe de 2019 publicado en el Journal of Head and Face Pain analizó los efectos de la migraña en las relaciones, las carreras profesionales y las finanzas, y concluyó que puede afectar negativamente a muchos aspectos relevantes de la vida. Entre ellas se encuentran las relaciones de pareja, de familia y el ámbito profesional o laboral, y la salud en general. En el informe, más del 32 % de los encuestados afirmó estar preocupado por la seguridad económica a largo plazo debido a la migraña.

Diagnóstico

Puede llevar tiempo diagnosticar las migrañas, ya que suelen ser impredecibles en su presentación, y en ocasiones pueden requerir varias pruebas. Llevar un diario de migrañas puede ayudar a los médicos a hacerse una idea más clara de tu situación.

¿Cómo se diagnostican las migrañas?

En primer lugar, el médico examinará la vista, los reflejos y la coordinación y te hará preguntas sobre los síntomas. Llevar un diario de migrañas puede ayudarles a detectar cualquier patrón y suele ser una herramienta útil para emitir un diagnóstico concluyente.

¿Cómo llevar un diario de migrañas?

Es fácil llevar un diario de migrañas: basta con elaborar una tabla o imprimir uno de internet y anotar cualquiera de los siguientes datos cada vez que se produzca una migraña:

  • Cuándo se produjo la migraña
  • Cuánto tiempo duró
  • El tipo de dolor experimentado
  • Si se experimentaron otros síntomas, como náuseas
  • Si se tomaron medicamentos o tratamientos ese día
  • Si se tomaron vitaminas o suplementos
  • Lo que se ha comido y bebido ese día (véase también «Dieta»)
  • Otros factores que pueden ser relevantes, como el tiempo atmosférico, la fase del ciclo menstrual, los factores de estrés y las actividades sociales o laborales

Pruebas para diagnosticar la migraña

No hay pruebas específicas para identificar las migrañas, pero a veces se hacen pruebas para descartar otras enfermedades con síntomas parecidos. Entre ellos se incluyen: análisis de sangre; resonancia magnética (RM), que proporciona imágenes detalladas a partir de campos magnéticos y ondas de radio; y un electroencefalograma (EEG), que detecta la actividad eléctrica del cerebro mediante pequeños electrodos fijados al cuero cabelludo.

Tratamiento y medicación

Aunque no existe una cura para las migrañas, hay diferentes opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a reducir su impacto o evitar que se produzcan.

¿Cómo se trata la migraña?

La principal forma de tratar la migraña es con medicación. Sin embargo, existen otras terapias y actuaciones que pueden ser útiles, como cambios en el estilo de vida.

Medicación

La medicación para la migraña se divide en dos categorías:

  • Medicación profiláctica: también se conoce como tratamiento preventivo e incluye betabloqueantes, antiepilépticos, antidepresivos tricíclicos y, más recientemente, fármacos dirigidos al péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP). Se utiliza sobre todo para las personas que experimentan al menos tres migrañas al mes o al menos ocho días de dolor de cabeza al mes, pero pueden pasar varios meses antes de que funcione correctamente.
  • Medicación aguda:se trata de una medicación que se toma en el momento del episodio para detener o reducir en gran medida el dolor. Incluye los AINE y los triptanes, así como analgésicos de venta libre y medicamentos con receta.
Otra posible medicación para la migraña son los medicamentos contra las náuseas (antieméticos). Algunas personas han observado que estos medicamentos les ayudan con la migraña, incluso cuando no sientan esa sensación o malestar (náuseas o vómitos) como síntoma acompañanante.

Recuerda que todos los medicamentos pueden tener efectos adversos. Habla siempre con un médico antes de empezar a tomar cualquier medicamento nuevo.

Terapia e intervención

Los estudios han descubierto que la acupuntura puede ayudar a disminuir los efectos de la migraña en algunas personas. En un estudio, los pacientes que recibieron 12 tratamientos de acupuntura en el transcurso de tres meses experimentaron un 34 % menos de días de dolor de cabeza que los registrados al inicio del estudio.

También se ha encontrado que la terapia de luz verde es beneficiosa para las migrañas. Se trata de pasar un tiempo en una banda específica y estrecha de luz verde de una lámpara especial mientras se filtra el resto de la luz. Es importante utilizar esta terapia adecuadamente, ya que las luces de otros colores -como el blanco, el azul, el ámbar y el rojo- pueden exacerbar las migrañas.

Las técnicas de relajación para reducir los niveles de estrés también han demostrado ser eficaces. Los métodos a utilizar dependerán de lo que mejor funcione para cada persona, pero la meditación, el yoga y el mindfulness pueden ser beneficiosos.

Los tratamientos alternativos que actúan sobre el cuerpo -como los masajes, la acupresión, la acupuntura y la terapia craneosacral- también pueden ayudar a aliviar el estrés. Consulta siempre a un médico antes de probar cualquier tratamiento complementario o alternativo.

Diet

Los cambios en la dieta pueden ser útiles como parte de un enfoque más amplio de cambios en el estilo de vida para ayudar a aliviar las migrañas. Como norma general, intenta seguir una dieta sana y equilibrada y comer en intervalos regulares.

Una vez más, llevar un diario de los dolores de cabeza te ayudará a identificar los alimentos que pueden afectar a las migrañas. En este deben figurar detalles sobre:

  • Todo lo que se come y se bebe
  • La hora del día
  • Actividad y ubicación en el momento de comer o beber (por ejemplo, viendo la televisión, sentado en la mesa del comedor, trabajando en un escritorio)
Llevar un diario puede ayudar a identificar los factores dietéticos que desencadenan las migrañas. Por ejemplo, el retraso o la irregularidad de las comidas, el ayuno, las dietas extremas y la omisión de comidas pueden provocar un descenso de los niveles de glucosa en sangre, lo que podría ser un desencadenante de migrañas. La cafeína, el alcohol, los alimentos ricos en azúcar y el queso también pueden influir.

Se puede considerar la posibilidad de añadir ciertos suplementos a la dieta, como vitaminas y minerales. Por ejemplo, el magnesio puede contribuir al funcionamiento normal del sistema nervioso y al metabolismo energético, mientras que algunos productos naturales pueden ayudar a reducir los estados de tensión localizados en una zona o a favorecer la relajación.

Ejercicio

Algunas personas consideran que el ejercicio puede desencadenar migrañas, mientras que otras afirman que es beneficioso. El principal beneficio del ejercicio frecuente es que ayuda a reducir el estrés, que es un desencadenante común de las migrañas. Como se cree que la obesidad está relacionada con las migrañas, también merece la pena hacer ejercicio con regularidad para mantener un peso corporal saludable.

Prevención

Los estudios ponen de relieve que una mayor concienciación, un tratamiento precoz y un estilo de vida saludable pueden ser importantes en la prevención de los episodios de migraña, por lo que es aconsejable hablar con un médico tan pronto como aparezcan los síntomas.

Muchas personas que padecen migrañas han observado que, al conocer mejor los factores que pueden desencadenarlas, pueden tomar medidas para evitar que se produzcan con tanta frecuencia. Una de las mejores maneras de hacerlo es mediante un diario de migrañas que puede ayudar a mostrar si un determinado alimento, o algo como el estrés o la falta de sueño, está provocando una crisis de migraña.

Se ha demostrado que ciertos medicamentos ayudan a prevenir las migrañas en algunas personas, pero pueden no ser adecuados si hay otros problemas de salud y solo deben ser recetados por un médico.

Estudios científicos

Los estudios sobre la medicación de la migraña han hecho importantes progresos en los últimos cinco años, incluidos ensayos clínicos de nuevas clases de medicamentos para tratar la migraña aguda, y terapias no farmacológicas como la estimulación magnética y la estimulación no invasiva del nervio vago (nVNS).

Los investigadores también han mostrado interés por los fármacos profilácticos dirigidos al péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), un neuropéptido que las neuronas utilizan para comunicarse.

Los estudios también han puesto de manifiesto la importancia de comprender la fase prodrómica de la migraña15, en la que pueden aparecer síntomas como bostezos, cansancio, disfunción cognitiva y antojos de comida. Se cree que esto puede ayudar a explicar los factores desencadenantes de la migraña en algunas personas y que puede contribuir a una autogestión más eficaz de su enfermedad.

Fuentes de referencia

  1. Headache disorders. World Health Organization. Published April 2016. Accessed January 2021. https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/headache-disorders
  2. Woldeamanuel YW, Cowan RP. Migraine affects 1 in 10 people worldwide featuring recent rise: a systematic review and meta-analysis of community-based studies involving 6 million participants. J Neurol Sci. 2017;372:307-315. doi:10.1016/j.jns.2016.11.071
  3.  Stovner LJ, Andree C. Prevalence of headache in Europe: a review for the Eurolight project. J Headache Pain. 2010;11(4):289-299. doi:10.1007/s10194-010-0217-0
  4.  Feel your pain: the health risk of migraines in men. Harvard Health Publishing. Published September 2016. Accessed December 2020. https://www.health.harvard.edu/mens-health/feel-your-pain-the-health-risk-of-migraines-in-men.
  5. Kurth T, Winter AC, Eliassen AH, et al. Migraine and risk of cardiovascular disease in women: prospective cohort study [published correction appears in BMJ. 2016 Jun 17;353:i3411]. BMJ. 2016;353:i2610. Published 2016 May 31. doi:10.1136/bmj.i2610
  6.  Øie LR, Kurth T, Gulati S, Dodick DW. Migraine and risk of stroke. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2020;91(6):593-604. doi:10.1136/jnnp-2018-318254
  7. Gormley P, Kurki M, Kiekkala ME et al. Common variant burden contributes to the familial aggregation of migraine in 1,589 families. Neuron. 2018;98(4):743-753. doi:10.1016/j.neuron.2018.04.014
  8.  Teleanu RI, Vladacenco O, Teleanu DM, Epure DA. Treatment of Pediatric Migraine: a Review. Maedica (Bucur). 2016;11(2):136-143
  9.  Buse DC, Fanning KM, Reed ML et al. Life with migraine: effects on relationships, career, and finances from the Chronic Migraine Epidemiology and Outcomes (CaMEO) study. Headache. 2019;59(8):1286-1299. doi:10.1111/head.13613.
  10.  Edvinsson L, Haanes KA, Warfvinge K, Krause DN. CGRP as the target of new migraine therapies – successful translation from bench to clinic. Nat Rev Neurol. 2018 Jun;14(6):338-350. doi: 10.1038/s41582-018-0003-1. PMID: 29691490.
  11.  Kumar A, Kadian R. Migraine prophylaxis. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing LLC. Updated October 27, 2020. Accessed January 18, 2021. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK507873/
  12.  Öztürk V. Acute Treatment of Migraine. Noro Psikiyatr Ars. 2013;50(Suppl 1):S26-S29. doi:10.4274/Npa.y7299
  13. Vickers AJ, Rees RW, Zollman CE et al. Acupuncture for chronic headache in primary care: large, pragmatic, randomised trial. BMJ. 2004;328(7442):744. doi:10.1136/bmj.38029.421863.EB
  14.  Noseda R, Bernstein CA, Nir R-R et al. Migraine photophobia originating in cone-driven retinal pathways. Brain. 2016;139(Pt 7):1971-1986. doi:10.1093/brain/aww119
  15.  Sun-Edelstein C, Mauskop A. Foods and supplements in the management of migraine headaches. Clin J Pain. 2009;25(5):446-452. doi:10.1097/AJP.0b013e31819a6f65
  16. Amin FM, Aristeidou S, Baraldi C et al. The association between migraine and physical exercise. J Headache Pain. 2018;19(1):83. doi:10.1186/s10194-018-0902-y
  17. Goadsby J. Primary headache disorders: five new things. Neurol Clin Pract. 2019;9(3):233-240. doi:10.1212/CPJ.0000000000000654
  18.  Woo M. A new generation of headache drugs. Nature. 2020;586:S4-S6 doi:10.1038/d41586-020-02862-9
Te podría interesar...

Epilepsia

Un diagnóstico de epilepsia puede ser difícil para toda la familia, sobre todo porque muchos padres no tienen un conocimiento profundo de la enfermedad y de cómo ayudar a su hijo a afrontarla.

Epilepsia

Se trata de crisis en las que el niño pierde brevemente la conciencia y se queda con la mirada perdida y sin responder a lo que ocurre a su alrededor. Su frecuencia y duración son imprevisibles, lo que genera preocupación entre los padres y familiares.

Epilepsia

La mayoría de los niños con epilepsia debería poder asistir a un colegio ordinario y disfrutar de su educación sin problemas significativos, siempre que haya una buena comunicación entre la familia y el centro.

Bienvenido

Para acceder a esta información, debes utilizar tus credenciales.

¿No tienes cuenta? Regístrate